2.11.2010

Viajes en el tiempo en prime time

Últimamente, estoy empezando a hartarme mucho del fútbol. Fútbol aquí, fútbol allí. Aquí en Catalunya, Barça por aquí, Barça por allí (como supongo que en Madrid será Real Madrid por aquí, Real Madrid por allí). Estoy empezando a hartarme del estatus de dioses que se les da a estos deportistas, principalmente desde los medios de comunicación. Y del constante degoteo de "noticias", si bien esta palabra se devalua hasta perder prácticamente su significado tratándose de deportes. Pero bien, otro día me dedicaré a hablar de ello más en profundidad.O mejor dejar mis neuras para mí.

Episodio 1x10- Two colors, two sides, two Lockes' 

Este comentario sobre el fútbol, está relacionado con otro tema que últimamente (si bien a otra escala) está inundando desde hace algo más de una semana los "otros" medios de comunicación, redes sociales, blogs, etc. Hablo de Lost. Y hablo como seguidor de la serie, voraz consumidor de cualquier información con ella relacionada. Aunque bien, partiendo del primer párrafo de esta entrada, me pongo en la piel de aquellos que no siguen Lost, si bien en este caso, el suministro de información es menos intrusivo (y más opcional) para aquellos que quieran martenerse al margen. Además, por suerte para ellos (y a diferencia del fútbol, desafortunadamente para mí), Lost tiene fecha de caducidad.

Así que como se puede intuir, hoy voy a hablar de Lost. No pretendo hacer una reflexión demasiado extensa sobre la serie, ni repasar su argumento ni personajes. De hecho, mi intención es hablar sobre como Lost orbita más alrededor de la esfera en el sistema planetario de la buena ciencia ficción (aquella que no está hecha necesariamente para gustar al cada vez menos respetable), que del agujero negro de la comercialidad de las series televisivas norteamericanas dirigidas a las grandes masas (que, no no engañemos, también tiene mucho de eso). Y es difícil hacer esta afirmación sobre una serie que ha contado con el presupuesto más alto de la historia de la televisión para rodar su primer episodio.

Pero es que esta serie, a base de sacudidas nos traslada de un mundo de sitcoms poco originales, producciones policíacas, bomberiles o médicas, a un universo donde el espectador, debe esperar 6 años para tener una resolución satisfactoria de la trama. Los diferentes tamaños de tramas se van resolviendo también a dierente escala temporal. Si bien hay tramas diminutas, planteadas y resueltas en un mismo episodio, nos encontramos con tramas medianas, las más comunes en las teleseries, resueltas en temporadas. También es estimulante encontrar las pequeñas tramas resueltas en temporada y no capítulo.
Y si bien hay algo que caracteriza a Lost, es la gran trama central, con un gran número de giros de guión, pero que parece saber muy bien de donde viene y a donde se dirige (algo muy difícil en cualquier otra serie que haya durado más de una temporada). Esta gran línea argumental, está repartida, a lo largo de las 6 temporadas que conforman la serie, y más que una trama, parece una atmosfera envolvente de un planeta alienígena.
 Episodio 2x13- "This music can be coming from anywhere". "Or anytime, dude"

Lost es una serie que gana envergadura y profundidad, como muchas cosas en esta vida, con un segundo visionado. Habiendo visto 5 temporadas, sabiendo de qué va el asunto, las 4 primeras temporadas se ven con otros ojos. Y esto es porque sus creadores, conscientes del universo que lo engloba todo, han ido dejando migas de pan esparcidas por toda la galaxia para que nosotros, los Hansel y Gretel intergalácticos, podamos volver a recorrer el camino en nuestra particular nave, una vez hayamos llegado a la casa de galleta. Y son estas migas la auténtica delicia de Lost, el pormenor detalle que pasas por alto una primera vez, y que una vez recorres el camino de vuelta a casa, aprecias con la tranquilidad que te da saber el recorrido, pudiendote fijar en el paisaje que te envuelve. Supernovas, nebulosas y agujeros negros

 Aquellos que  siempre nos hemos sentido atraídos por la ciencia ficción, siempre hemos sido testigos de las sucesivas invasiones a la tierra, irremediablemente en horario nocturno (noctámbulo), relegando los ataques de Godzilla y las invasiones marcianas a las cloacas de la parrilla televisiva, horarios que solo el porno y los programas de videntes y futurólogos se merecen. Lost, propone viajes en el tiempo, realidades alternativas,bucles e iteraciones temporales (tiempo al tiempo, seguidores), y presentes improbables, situándolos en el prime time que tantas buenas producciones del género injustamente menospreciadas se merecían.

Quizás, en otra realidad, o una segunda iteración mía (que seguramente no sería segunda, igual que probablemente yo no sería la primera), adoraría el fútbol, y odiraría Lost, y este artículo sería completamente diferente.

4 comentarios:

fresk dijo...

M'agrada!

Dante dijo...

Me ha gustado tu reflexión, pues nadie parece advertir qué sienten los que no ven "Lost".
Yo la veo como algo que ha cambiado mi visión sobre las series y las posibilidades que se pueden crear sobre un guión. Aun sin saber el final, me parece la mejor serie de la historia de la TV y el mejor guión creado jamás. Cada personaje daría para una serie propia o un libro, y hacer eso no es nada fácil. Creo que con "Lost" se ha devuelto la confianza en los guionistas buenos, cosa que se había olvidado con las harto comerciales serie y películas de Hollywood. Parece que las tornas están cambiando hacia historias más elaboradas y atractivas, lo cual es muy bueno para el espectador como yo.
Muy buena entrada.
¡Saludos!

BarcelonaMade dijo...

- fresk: Gràcies pel teu "m'agrada", sempre és motivador veure que s'escriu per aglú :)
- Dante: Muchas gracias por tu elaborado comentario, Dante. Estoy intentando volver a coger un poco el ritmo con los blogs. Como he dicho a fresk, saber que hay alguien al otro lado ayuda :)
Sobre tu comentario, estoy completamente de acuerdo, Lost (y estoy convencido que alguna otra serie habrá) ha creado un camino por el que vale la pena empezar a caminar, y tomarse en serio el siempre devaluado mundo de la producción de TV. Mi percepción de Lost, que seguro se parece a la tuya, se acerca más al de una película en un formato dosificado que al de una serie (al menos como las conocemos hasta ahora). Y el guión, como bien dices, es el principal responsable de ello.

tatiana dijo...

Hola!!!
Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
tajuancha@gmail.com
Un beso. Saludos.